PUROLOPE

HOMEPuro Inst

Al plantearnos una relectura del clásico de Lope de Vega, y como parte de nuestro método de creación grupal, comenzamos a jugar con el título “Fuenteovejuna”, y de “oveja” pasamos a “abeja”… se fueron sucediendo las asociaciones , preguntándonos si en realidad el mundo de las abejas es tan ideal como se nos aparece a los hombres ; investigando en muchos tratados y consultando con apicultores y biólogos nos adentramos en el fenómeno de la “enjambrazón”, algo así como una rebelión popular donde se produce la muerte de los zánganos luego del vuelo nupcial, estas coincidencias nos “tentaron” para decidir contar la historia a través de tres insectos que llegan a libar al velorio del tirano Fernán Gómez, e intentar un paralelo entre ciertas actitudes humanas y animales. Luego de tener la estructura general del espectáculo “Purolope” , nos encontramos con graciosas y “felices” coincidencias, por ejemplo, se dice que el Fénix era admirador de las abejas, y   en el pie de página de uno de los libros con los que trabajámos apareció:  …Observará el lector que las citas a la villa las hago con la ortografía Fuente Obejuna. Los humanistas identificaron esta población con una Fons Mellaria; en efecto el lugar tuvo fama por que en él había mucha miel, y así lo registra un refrán: “Miel de Fuente Obejuna y Espiel, rica miel”. Los eruditos locales defendieron que el nombre propio de la villa habría de ser Fuente Abejuna, pero por una confusión Abeja/Obeja frecuente en el habla popular, al himenóptero  se le llama también o[b]eja, y con el sufijo –una, resulta el Fuente Obejuna, que los de la villa defienden como nombre del lugar.

Se documentan las siguientes grafías: Fuentevejuna, Fuente Abejuna, Fuente Obejuna y Fuenteobejuna.

 

HOME